fbpx
Contáctanos  +502 3166-5853

BLOG

Causas de una herida infectada.

Una herida infecciosa es aquella que ha sido colonizada por microorganismos patógenos, como bacterias, virus u hongos, causando una respuesta inflamatoria y dificultando su proceso normal de curación. Reconocer los signos de una herida infectada y brindar los cuidados adecuados es esencial para prevenir complicaciones y promover una recuperación exitosa.

Causas de una herida infectada

Escrito por
Vitae Health

Publicado el
4 enero 2024

Causas de una herida infectada.

Las heridas pueden infectarse debido a diversos factores, como una mala limpieza o desinfección inicial, exposición a contaminantes ambientales, falta de atención adecuada, presencia de cuerpos extraños o un sistema inmunológico debilitado.

Síntomas de una herida infectada.

  • Enrojecimiento alrededor de la herida.
  • Hinchazón y aumento del dolor.
  • Secreción de pus o líquido maloliente.
  • Aumento de la temperatura corporal localizada.
  • Sensación de calor alrededor de la herida.
  • Persistencia o empeoramiento del dolor.

Cuidados para una herida infectada.

  1. Limpieza adecuada.

    Lavar la herida con agua y jabón suave, evitando el uso de productos irritantes o abrasivos. Secar suavemente con una gasa estéril.

  2. Desinfección.

    Aplicar un antiséptico suave o solución salina para prevenir la proliferación bacteriana. Evitar el alcohol o agua oxigenada, ya que pueden dañar el tejido sano. 

  3. Aplicación de apósito.

    Cubrir la herida con un apósito estéril para protegerla de la suciedad y prevenir la contaminación adicional. 

  4. Medidas de cuidado continuo.

    Mantener la herida limpia y seca, cambiando los apósitos regularmente y observando cualquier cambio en su aspecto o síntomas de infección. 

  5. Consultar a un profesional de la salud.

    Si la herida muestra signos de infección o no mejora, es crucial buscar atención médica para recibir tratamiento adecuado, como la administración de antibióticos.

Prevención de infecciones.

  • Limpiar y desinfectar las heridas inmediatamente después de la lesión.
  • Mantener las manos limpias al manipular heridas.
  • Utilizar apósitos estériles y cambiarlos regularmente.
  • Evitar rascarse o tocar la herida con las manos sucias.
 

Vitae ofreciendo servicios de salud en casa en Guatemala.

Las heridas infectadas pueden complicar el proceso de curación y potencialmente causar problemas de salud más graves si no se tratan adecuadamente. Reconocer los síntomas de una infección, brindar cuidados adecuados y buscar atención médica cuando sea necesario son pasos vitales para una recuperación exitosa. La prevención desempeña un papel crucial, por lo que mantener una higiene adecuada y realizar cuidados iniciales correctos puede evitar futuras complicaciones.

Si quieres saber más sobre nuestros servicios de atención médica en casa en Guatemala, no dudes en contactarnos.

Déjanos tu mensaje y cuéntanos de ¡tu experiencia Vitae! aquí